© 2018 #Felices | Movimiento por la Felicidad y Bienestar.

info@movimientofelices.org | Únete al cambio!:Síguenos en:

  • icon_fb_circular
  • icon_twitter_circular
  • icon_instagram_circular

El poder de la sonrisa - Roberto Corona.

Desde siempre he sentido una motivación especial por compartir mi visión del mundo a través de la fotografía, capturando la esencia del momento en un disparo y pintado con luz los diferentes episodios de mi vida. Es por eso que hoy quiero compartirles mi historia.

Mi nombre es Roberto Antonio Corona Contreras, mejor conocido como el Coleccionista de Sonrisas, soy de Iquique, Norte de Chile, tengo 34 años y desde este momento abro mi corazón y dejo mis miedos atrás, para desnudar mi alma y expresar mis pensamientos libremente.

 

Vivo el día a día con una actitud positiva, la sonrisa que llevo en mi rostro está a flor de piel, he aprendido que cada momento de dificultad trae consigo una lección de fortaleza, y luego de sobrellevar distintos desafíos que se han presentado en mi camino, hoy me levanto y miro al cielo con determinación, porque sé que, en aquél horizonte, ya no hay límites, sólo sueños por cumplir y experiencias por ganar.  Desde el año 2013 que comencé un viaje de descubrimiento personal, un viaje en búsqueda de la felicidad. Inspirar al mundo a encontrar en lo cotidiano una razón para sonreír, le da sentido a lo que hago. Enriquecer el alma con las historias de felicidad en mi paso, hacen de este proyecto fotográfico, mi verdadero propósito de vida. 

Después de cientos de retratos, descubrí en la gratitud la clave de la felicidad, y es por eso que estoy agradecido de poner compartir un mensaje de esperanza, a través de las sonrisas que colecciono en mi ruta de viaje. Cada retrato, una historia, cada historia una nueva razón para ser feliz, un mensaje que nos ayuda a entender la vida como un regalo y encontrar en la esencia de nuestro ser, la verdadera fuente de riquezas… el amor, la felicidad y la paz, que todos llevamos dentro y que lo único que necesita para crecer y fortalecerse, es ser compartida. Todos somos capaces de regalar una sonrisa, hasta la persona más humilde en esta tierra, puede compartir una sonrisa y enriquecer el alma.

 

Hace 10 años comencé un emprendimiento en el área de fotografía y producción audiovisual, en Iquique, norte de Chile, pensé que era exitoso, porque estaba lleno de responsabilidades y proyectos importantes, mi empresa se había consolidado y el equipo de trabajo crecía rápidamente, no me di cuenta en que momento perdí el control de mi vida y me vi envuelto en un ritmo tan acelerado, que no me permitía tener tiempo para mi familia, mis amigos, ni para mí mismo. Hasta que en marzo del 2012 fui víctima de un robo, que en una noche terminó con más de 8 años de trabajo y duro sacrificio, sin embargo, fue una lección de fortaleza que me permitió despertar a la vida y volver a valorar lo esencial.

Cuando pensé que lo había perdido todo, al final de mi oficina, encontré una única cámara fotográfica olvidada, que fue la señal que me hizo pensar;  "Esto es más de lo que tenía cuando recién comencé y yo amo lo que hago,puedo empezar de nuevo"  A pesar de todo lo material que había perdido, recuperé algo más valioso, mi tiempo.  El empezar de cero me dio la libertad de renunciar a todo aquello que me ataba y no me permitía volar tras mis sueños.  Siempre quise descubrir el mundo, nunca me di el tiempo para hacerlo, ahora era el momento.

 

Por mucho tiempo me pregunté, dónde encontrar la felicidad y decidí comenzar un largo viaje para averiguarlo, pensando que quizás alguien tendría la respuesta. Desde el 2008 he sido miembro de Couchsurfing, una comunidad de intercambio cultural que te permite conectar con amigos en los 5 continentes, recibí en mi hogar a más de 200 viajeros que me inspiraron a creer en mis sueños.

 

Compré unos pasajes a mitad de precio para ir a Nueva York y con muy poco dinero comencé este viaje de descubrimiento personal, nunca me falto un lugar donde llegar o con quien compartir,  me di cuenta que tenía un hogar en cada rincón del planeta, esta vez yo era el invitado. Sentí que volví a nacer, a re encantarme con la vida, recuperé la capacidad de asombro, me sentía como un niño nuevamente, mi vida había vuelto a su curso.

 

Después de haber estado viviendo por casi 3 meses en Nueva York, sólo a un par de semanas de mi viaje de regreso a Chile,  pensaba en todo lo bueno que había vivido durante este tiempo, parecía un sueño del que no quería despertar…  no quería volver a la realidad, por lo menos, no a esa realidad que había dejado atrás… Me sentía perdido, en la mitad de Time Square, caminando sin rumbo fijo por la gran Manzana, me di cuenta de cómo el ritmo acelerado de vida, no me permitía conectar con la gente, era invisible, podría desaparecer en ese preciso momento y nadie lo notaría, pensé que mi vida no importaba, que yo no valía nada... pero estaba equivocado, hubo una persona que notó mi presencia y me preguntó: ¿De dónde vienes? Soy de Chile (le respondí pensando haber encontrado un nuevo amigo) Y vi como una gran sonrisa iluminó su rostro y exclamó entusiasmado: Chile! Wow, ¿tienes una moneda? (me preguntó interesado y yo un poco confundido pensando que necesitaba dinero le respondí...) Lo siento, no tengo dinero. Luego me aclaró que el coleccionaba monedas y Chile era una de las monedas que le faltaba en su colección.

Fue en ese momento que mire a mi alrededor, y pude darme cuenta que estábamos en un lugar lleno de vida y con gente de todas partes del mundo, una de las ciudades más cosmopolita de nuestro planeta. Entonces pensé “Quiero empezar mi propia colección!”. Una revelación vino a mi mente y escribí en un cartón blanco la leyenda: "Collecting Smiles", y súbitamente el ritmo acelerado de vida en Nueva York se detuvo un segundo para regalarme una sonrisa.

 

Pregunté a cientos de personas en mi camino, cuál es el motivo de su sonrisa, cuál es la razón de su felicidad… entendí que, sin importar las circunstancias de tu entorno, las tradiciones de tu cultura, el color de tu piel o el idioma que hables, una sonrisa nos conecta, nos une y se convierte en el lenguaje universal. Fue así que comenzó mi colección de sonrisas, cada nuevo retrato era una nueva razón para seguir adelante con este proyecto, y descubrir en mi camino, que la clave de la felicidad está en la gratitud, que la gratitud comienza con una sonrisa y que cuando somos capaces de vivir el día a día con una actitud más positiva, encontraremos en nuestro ser, una fuente infinita de amor, paz y felicidad, que crece cada vez que la compartimos.

#Felices: Movimiento por el Bienestar y la Felicidad que nace en Chile. Su objetivo es brindar bienestar y felicidad a personas y comunidades a través de acciones concretas y a visibilizar acciones e iniciativas positivas y constructivas ya existentes.

Please reload

Entradas destacadas

Felices se suma a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

August 1, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo