Para comenzar, compartimos algunos ejemplos cotidianos de acciones amables:

1. Ejemplos del día a día:

 

-Ceder el paso en la calle o tu puesto a alguien que esté apurado o cargado.

-Ceder tu asiento a alguien que lo necesite más

-Preparar una comida que le guste a esa persona que quieres tanto.

-Regalar unos minutos de tu tiempo escuchando atentamente a ese amigo aproblemado.

-Dejar un posillo con agua limpia afuera de tu casa o edificio para un perrito Callejero

-Ofrecerte a ayudar a algún amigo/familiar/compañero con alguna tarea, por ejemplo lavar la loza, pagar una cuenta, etc.

-Hacer un llamado cariñoso a alguien con quien no hablas hace tiempo o que sabes que está pasando momentos difíciles.                         

-Regalar unos masajes con mucho cariño

-Regalar un abrazo bien apretado y mostrar tu cariño y agradecimiento

-Regalar una sonrisa en la micro, en la fila del Banco o en el metro.

-Ser amable con un televendedor.

-Ayudar a subir y bajar la rampla en la micro para las personas en silla de ruedas

-Ceder el paso a un ciclista y no apurar con bocinazos a los que van cruzando (para conductores)

-Devolver ese libro que te prestaron hace tiempo 😜

-Sacar a pasear a tu mascota

-Regalar tu talento / fortaleza a alguien que lo necesite

 

2. Ejemplos del medio ambiente:

-Cerrar la llave del agua cuando te estás lavando los dientes o aplicando una crema para el cabello.

-Reciclar tus desperdicios durante al menos esta semana.

-Al menos un día sin consumir carne, como regalo a todos los animalitos del mundo 😊🙌🏽

-Sube por esta semana las escaleras a tu oficina o domicilio para evitar mal uso energético y para ser amable con tu cuerpo y mente.

- Usa la bicicleta que tienes empolvada o los pies en vez de utilizar tu auto hoy. 😊

-Aprovecha el agua con que lavaste o cociste tus verduras, en tus plantitas

 

3. Ejemplos en el trabajo:

 

- Dejar un mensaje amable a un compañero de trabajo en su escritorio.

- Crear un “Banco de Gratitud”: Se reparte una “chequera” en blanco (en el equipo/sala de clase/empresa) y una caja (de zapatos puede ser) para “depositar” los agradecimientos a una persona.  El día de la amabilidad se abre la caja y se leen los agradecimientos.

- Crear “100 mensajes de apreciación” (el 100 es una referencia): Para ello, ver si se puede juntar una gran cantidad de post-its para cada persona de tu grupo cercano (clase-equipo) y postearlos en lugar visible ese día (pared de la sala – cubículo de trabajo)

- Crear una cuponera de la amabilidad – 6 cupones para el trabajo en una caja/bandeja/bowl,etc., con los siguientes mensajes:

 

1. Ud puede irse temprano hoy

2. Muchas gracias por…  

3. Fin de semana largo. Has trabajado duro y así que tómese un fin de semana largo, ¡te regalamos el lunes!

4. Tómese un almuerzo largo.  ¡Has trabajado duro y lo apreciamos, tomese una hora mas para almorzar algo rico y pasear!

5. ¡Tú iluminas nuestro día!  Gracias por tu alegría y  positivismo.

6. Duerme un ratito más – ¡Has trabajado duro, así que puedes llegar mas tarde mañana!  Aprovecha de dormir un ratito más y descansar.

El Día Mundial de la Amabilidad es celebrado el 13 de noviembre de cada año. Es un día que nos invita a unirnos como seres humanos frente a un valor tan fundamental como lo es el ser amables con nosotros mismos y nuestro entorno.

Nacido en Japón en los años 1960, el Small Kindness Movement ("Movimiento de la pequeña amabilidad") quería detener la escalada lde violencia en la Universidad de Tokio. Su presidente pensaba que, si cada persona tenía una pequeña atención diaria con los demás, la amabilidad acabaría por llenar el campus, la ciudad y el país.

 

El World Kindness Movement ("Movimiento Mundial de la Amabilidad"), nacido en 1997, lanzó el Día de la Amabilidad  el 13 de noviembre, y millones de personas en el mundo nos dedicamos a celebrar el valor de la amabilidad y generosidad.

IMG_4527.jpg

Como movimiento promovemos durante todo el año el realizar actos de bondad hacia los demás: Podemos comenzar por dar una sonrisa a los demás y luego dar el asiento en el bus, ayudar a llevar las compras, regalar un libro que ya has leído, llevar un pastel o dar un cumplido a una compañera de trabajo.

Hechos sobre el poder de la amabilidad:

1. La amabilidad es propia de las personas que adoptan una actitud optimista y positiva ante la vida. Se manifiesta en una mirada benevolente, en un semblante pacífico, en un tono educado, en un actuar sencillo y natural.

 

2. La amabilidad es la primera manifestación de respeto y afecto hacia el prójimo. Por eso, a quien es amable le da lo mismo tratar con el presidente de Estados Unidos que con un barrendero, pues el amable ve siempre personas y no cargos.

3. La amabilidad conforma nuestro entorno social. Cuando impera la amabilidad, todo fluye, no hay estridencias, ni salidas de tono, ni conflictos innecesarios. Donde se palpa la amabilidad, hay entornos más saludables, pues la amabilidad es el mejor lubricante social.

 

4. Los niños que se muestran sociables, es decir amables y atentos con otros, son no solamente más apreciados que los demás, sino que también muestran mejor rendimiento escolar. 

5. Pequeñas acciones diarias de amabilidad son más importantes que una gran acción. Lo importante es que seamos constantes. La empatía es la semilla que hace que crezca la compasión y que florece en la amabilidad.

 

6. La amabilidad modifica el cerebro, porque produce sustancias que tienen efectos en regiones específicas del cerebro. Cuando se es amable con alguien, “nos hace sentir bien” y producimos serotonina, la hormona que es la llama de la amabilidad.

7. Ser amable de forma regular disminuye el riesgo de depresión. Esto ya que la serotonina actúa en la amígdala reduciendo la depresión, la ansiedad y el estrés, además de ejercitar al cerebro para que sea más resiliente.

8. En esencia, a medida que aumenta el nivel de amabilidad en nuestras vidas y la ponemos en práctica, disminuye el nivel de emociones negativas y estrés. Incluso cuando experimentamos eventos estresantes, la amabilidad puede amortiguar los sentimientos negativos

9. El ser humano es inherentemente amable y bondadoso. Por ello, en un mundo que es un lugar donde no todos están contentos ni pueden satisfacer sus necesidades de manera cotidiana, es que necesitamos más que nunca practicar la amabilidad.

Comparte actos de amabilidad!

Como movimiento te invitamos a descargar y compartir, de forma digital o física, una o varias acciones de amabilidad a quien desees. 
Para ello, te sugerimos:
-Escoger una o varias acciones de amabilidad que desees realizar.
-Realizar ese acto de amabilidad.
-Luego de ello, compartirlo con quienes elijas.

Puedes compartir cuantas veces quieras y las posibilidades son ilimitadas! La amabilidad es contagiosa y lo que más necesitan nuestros entornos. Súmate!