Blog - Elige ser feliz!



De alguna forma todos buscamos la felicidad o al menos tener momentos felices. Ser feliz se asocia generalmente en la cultura occidental a ser una persona exitosa, a no tener preocupaciones, a la posibilidad de desarrollar las capacidades individuales, a tener un lugar limpio y agradable donde vivir, a tener relaciones humanas saludables y dinero suficiente para cubrir los gastos básicos, evitando el dolor de cualquier tipo.


Otras culturas, de tipo más espiritual, tienen miembros que deciden voluntariamente vivir aislados y en una situación mínima de subsistencia, como los ascetas, anacoretas, ermitaños, monjes y otros. Ellos escapan de lo material que ata a un mundo cosificado, logrando una mirada más limpia, requiriendo y buscando sólo lo básico, sin apetencia y por tanto disfrutan de lo que obtienen con más pureza y simplicidad, finalmente en ése estado de conciencia son felices viviendo plenamente cada experiencia y aceptando sus emociones sin juzgarlas.


Actualmente la felicidad es un derecho humano intrínseco e incluso se ha determinado por la ONU el 20 de marzo como Día Internacional de la Felicidad. Sin embargo este estado no tiene relación directa con lo económico, pero si con la“capacidad que tiene un ser humano de vivir en un estado de bienestar, el cual esté caracterizado por otras emociones y situaciones como la amabilidad, la alegría, la cooperación y el optimismo.”


Al vivir en comunidad, para lograr estar bien y en armonía, más que la búsqueda de logros económicos, se debe cambiar la actitud y retomar los valores que incluyan cooperación y respeto por los deberes ciudadanos o reglas sociales del entorno en que se vive. En países como Dinamarca, el nivel general de felicidad tiene más que ver con la generosidad que es común entre los ciudadanos, la libertad que tienen de hacer elecciones de vida y un sólido sistema de apoyo social. Al obviar lo externo, generan experiencias más significativas y satisfactorias, que además perduran en el tiempo. (Informe de Felicidad Mundial de la ONU).


Como terapeuta transpersonal, una de las falencias que se advierte en el trabajo grupal, es el desconocimiento de las personas en relación a los talentos propios o ajenos y cómo colocarlos al servicio de la comunidad o de un equipo. Estudios relativos al bienestar humano, destacan que las personas felices son conscientes de sus capacidades y por tanto de su realidad, que tienen mejor salud, se adaptan a los cambios, son agradecidas y por sobre todo resilientes. Y entonces ¿Cómo podemos lograr ese estado anhelado? ¡Cambiando la actitud y la forma de experimentar el mundo!.


En conclusión, saber que exista un día especial de la felicidad quizás no haga un cambio en tu vida, porque para sentirnos subjetivamente más felices el cambio debe ser interno, si volvemos a ser genuinos, generosos, amables, alegres y compartimos con otros, podemos realmente hacer un mundo mejor para todos.



Virginia Farfán Ulloa es coordinadora de voluntarios de Felices. Mujer, madre, abuela, profesora de filosofía, terapeuta transpersonal, risoterapeuta y especialista en técnicas psicofísicas orientadas al bienestar y la felicidad humana. Apoya desde hace 12 años en temáticas de salud mental y autocuidado a empresas públicas, privadas y ONG's.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags

© 2018 #Felices | Movimiento por la Felicidad y Bienestar.

info@movimientofelices.org | Únete al cambio!:Síguenos en:

  • icon_fb_circular
  • icon_twitter_circular
  • icon_instagram_circular